Volumen
Radio Offline
Redes
Sociales
Alergias: síntomas y tratamientos
22/06/2021 11:25 en Noticias

¿Qué son las alergias?

La alergia es una reacción adversa exagerada del organismo o del sistema inmunológico ante un elemento externo que altera el estado normal en momentos determinados y en situación particulares de cada anatomía.

Quienes los alérgicos suelen ser hipersensible a determinadas sustancias que se encuentran en el ambiente o se ingieren, entre las más comunes, el polen de las flores, las picaduras de insectos, ácaros, hongos, pelos de animales y medicamentos

En estado normal el sistema inmunológico, nuestro sistema defensivo está preparado para combatir los gérmenes.

Nuestro organismo genera anticuerpos y en el caso de las alergias y estos liberan cantidades de químicos del sistema inmunológico, como la histamina, causante de los síntomas de alergia.

La amenaza varía según el individuo y va desde una irritación cutánea o respiratoria menor, hasta una emergencia latentemente mortal, como una anafilaxia.

Causas

Los elementos que producen alergias, se denominan alérgenos y entran en contacto con nuestro organismo de varias maneras, tomado a través del aire por nariz y boca.

Además, mediante la ingesta alimenticia o de fármacos, también, a través de aguijones por picaduras de insectos o medicamentos inyectados y por intermediación cutánea, estimulando erupciones en la epidermis.

Los alérgenos se muestran de diferentes maneras, flotantes aéreos, el polen, pelos de animales, los ácaros del polvo y el moho.

En alimentos, frutos secos como el maní, trigo, frutos del mar, lácteos y huevos, a través de los aguijones de los insectos como abejas o avispas

Asimismo, medicamentos, antibióticos basados en la penicilina, aspirinas, antiinflamatorios, calmantes, iodo, insulina y anticonvulsivos. Por contacto cutáneo, látex, cremas y geles, telas, hilos y frutas como el limón

Síntomas

Las sintomatologías alérgicas se manifiestan dependiendo de la sustancia implicada y la vía de ingreso al organismo.

La respuesta de los anticuerpos se realiza a través de inflamaciones cutáneas, en el aparato respiratorio o el digestivo.

La rinitis o fiebre del heno provoca estornudos, picazón a nivel de nariz, ojos y boca, nariz congestionada, lagrimeo incesante e irritación de la vista.

Asimismo, la alimentaria causa, hormigueo e inflamación bucal, urticaria, inflamación de la garganta y hasta anafilaxis. Por aguijones de insectos, edema a nivel de la picada, urticaria, tos, asfixia y anafilaxis 

La medicamentosa causa urticaria, erupciones de la epidermis, edemas a nivel del rostro, obstrucción respiratoria y anafilaxis. La alergia cutánea se denomina dermatitis atópica produce picazón, enrojecimiento y escamas.

Y la anafilaxia es una urgencia sanitaria que pone en peligro a la persona, produciendo estados de choques y las señales de esta son. desmayos, hipotensión, asfixia, urticaria, debilidad progresiva, náuseas y vómitos.

Tratamiento

Los tratamientos antialérgicos comprenden los diversos tipos de trastornos, lo primero es identificar la sustancia que la produce.

Por ello. debes realizar un inventario de lo has ingerido, tocado o te ha picado, para actuar en consecuencia y estar prevenido para el futuro.

Según los síntomas, existen medicamentos que ayudan a reducir la hipersensibilidad del sistema inmunológico y alivian la sintomatología. 

Los especialistas te pueden orientar al respecto.

Existen medicamentos en diferentes presentaciones que se venden en farmacias y algunos son de libre venta, puedes encontrar, píldoras, jarabes, aerosoles nasales, gotas oftálmicas, cremas y geles.

Para las alergias graves, el especialista prescribe el uso de la inmunoterapia con alérgenos. Este procedimiento envuelve una sucesión de inyecciones con extractos de alérgenos depurados, usualmente dispuestos durante dos o más años de tratamientos.

Este procedimiento ha sido efectivos en niños y adolescentes.

Y para situaciones de extrema urgencia, en caso de una alergia grave, recuerda llevar contigo una inyección de epinefrina, que permite reducir los síntomas hasta encontrar el tratamiento adecuado.

Prevención

Si eres un paciente alérgico como medida de prevención debes evitar los detonantes de tus dolencias. Utilizando artículos de limpieza adecuados tanto para la habitación como para las prendas de vestir.

Utiliza un inventario identificando los eventos que te detonan tus estados alérgicos, sustancias, alimentos y medicamentos y porque vía sucede.

Colócate un identificador en sitio visible, con una inscripción de alerta médica, con los elementos que te producen alergia y la identificación de un familiar cercano a quien llamar.

Factores de riesgo

La ocurrencia de alergias se presenta más frecuentemente en individuos con ascendentes alérgicos y familiares. Asimismo, niños lactantes, asmáticos y de padres alérgicos.

COMENTARIOS