Volumen
Radio Offline
Redes
Sociales
Cómo gestionar los cobros
18/06/2021 13:44 en Noticias

Si te preocupa cómo se maneja la gestión de cobros en tu empresa o negocio, has llegado al lugar indicado. Aquí te diremos cómo gestionar los cobros de tu empresa de manera eficiente, así podrás mejorar la administración de tu negocio y evitar deudas futuras.

¿Qué es gestionar los cobros?

Antes de avanzar en el tema primero vamos a aclarar que es la gestión de cobros o gestionar los cobros para una empresa.

Básicamente se trata de crear o planear estrategias para cobrar de manera eficiente las facturas de ciertos clientes, que por una u otra razón se atrasan, pudiendo generar deudas o insolvencias del negocio.

Consejos para gestionar los cobros

En algunos casos puede ser algo incómodo o difícil hacer que algunos clientes paguen sus facturas atrasadas, sin embargo la gestión de cobros para cualquier empresa, grande o pequeña debe ser una prioridad. Por eso te mostramos algunos consejos o sugerencias para gestionar los cobros eficientemente.

Realiza un informe de cobros pendientes

Lo primero que debes hacer es conocer el estado de cuentas actual de tu empresa. Conocer el estado de los clientes y las deudas que tienen.

Si en tu negocio no posees un sistema automático para la facturación, puedes ordenar todas las facturas, separar las impagas y realizar el informe, destacando la fecha de vencimiento, el número de días que tienen vencidas, el cliente, entre otros datos de interés que permitan la clasificación y organización.

Así mismo puedes hacer una detección temprana de inconvenientes de cobro antes de llegar a un retraso significativo.

Planificar y estudiar la situación del comprador

El recorrido de los clientes en tu negocio es información de interés, determinar su estado de solvencia te servirá para futuras transacciones, evaluando así su situación actual. Es importante conocer el tiempo que tiene siendo clientes, como ha sido su historia de pago, que garantías ofrece, etc. de esta manera puedes establecer una estrategia de cobro individual de acuerdo a la situación de forma que no se extienda la deuda.

Expón las ventajas de pagar a tiempo

Existe una amplia variedad de acuerdos comerciales, por lo que una de las ventajas es poder adaptar el contrato para que las dos partes salgan beneficiadas. Al momento de hacer la negociación expón los argumentos que favorecerán al deudor si realiza los pagos en el periodo de tiempo establecido. Una buena idea es establecer un monto de pronto pago que estimule al cliente a pagar a tiempo, disminuyéndose así una cantidad establecida del monto total.

Define y aclara las consecuencias en el caso de pagos atrasados

Es importante definir desde un principio las consecuencias en caso de atraso de pago, y aclararlas al momento de negociar. Es una manera de persuasión frente al deudor, demostrando que es más ventajoso realizar el pago a tiempo que endeudarse.

Negocia y planifica un plan de pago

En caso de que la deuda ya exista y el deudor tenga inconvenientes por realizar el pago en la fecha correspondiente, es esencial que como negocio cuentes con una estrategia para que el pago se realice, realiza planes de pagos alternativos, definiendo junto a tu equipo de trabajo los pasos que se pueden realizar y los resultados esperados.

Has presión, utiliza algunos trucos que induzcan el pago

No se trata de engañar o intimidar al deudor, pero necesitas poner en práctica algunos trucos que agilicen el trámite de pago. No obstante, siempre debes seguir algunos lineamientos al actuar.

El respeto es fundamental

El respecto es fundamental en una negociación, recuerda que el objetivo es conseguir un acuerdo de pago que favorezca tanto a tu negocio como al cliente.

Planifica tus argumentos

Antes de sentarte a negociar con tus clientes debes hacer planificado o estructurado los argumentos que expondrás, de manera que estos puedan influir en la decisión de la otra persona. Ambas partes deben estar implicadas en el tema para poder lograr una solución.

Busca alternativas – Factoring

Evalúa diferentes alternativas de cobro, permitiéndote mejorar la administración, llevando un control de pagos al día. El factoring es una herramienta financiera que permite cobrar anticipadamente para que el cliente se mantenga al día.

Las entidades bancarias ofrecen diferentes alternativas para mejorar el cobro de facturas, manteniendo la liquidez del negocio.

 
COMENTARIOS