Volumen
Radio Offline
Redes
Sociales
Qué son las bacterias benéficas y cómo actúan en nuestro cuerpo
16/06/2021 11:01 en Noticias

No todo lo relacionado con las bacterias es dañino, existen las que benefician a nuestro organismo, y en gran número forman parte de nuestro cuerpo para nuestro bien.

Las bacterias benéficas existen y contamos con ellas, para mantenernos saludables, si tienes interés en conocer acerca de ellas, ven con nosotros y te informaremos cómo nos ayudan.

No todas las bacterias hacen daño

Desde el siglo XIX, se han realizado hallazgos del origen bacteriano de algunos padecimientos, donde se le atribuyen la causa de muchos males, a estos microorganismos.

Y, además del contagio a través de ellos a otros seres humanos. Se les ha denominado patógenos, responsabilizándoles de los conocidos padecimientos infecciosos, generación de enfermedades autoinmunes y trastornos orgánicos.

Sin embargo, estudios posteriores revelan que un gran número de estos microbios no son nocivos, son las bacterias benéficas y forman el 99% de todos los microorganismos de nuestro cuerpo.

El cuerpo humano es un gran contenedor de bacterias benéficas y forman parte de los procesos biológicos para mantenernos en equilibrio saludable y bajo control .

Las bacterias benéficas están divididas en dos grandes grupos uno, las bifidobacterias y dos, los lactobacilos. 

Ambos forman parte de la conocida flora bacteriana intestinal y son alrededor de 400 especies distintas.

Beneficios para nuestro organismo

Los beneficios que presentan estas bacterias buenas son entre otros, mejoran el metabolismo, pues un gran número de ellas tienen enzimas para convertir la celulosa y la pectina en azúcares para enriquecer la digestión.

También, otro grupo de estos microorganismos tienen la capacidad de generar vitaminas, que no produce nuestro organismo.

Como parte de la defensa de nuestro cuerpo, al encontrarse esparcidas por nuestro cuerpo, combaten la presencia de patógenos que buscan instalarse en nuestros sistemas.

Generando infecciones, estos microorganismos buenos evitan esta situación. Un ejemplo de mecanismo de defensa son las Lactobacillus, estas se encuentran en la vagina produciendo el ácido láctico, creando un ambiente poco favorable para la instalación de agentes patógenos.

Un beneficio significativo se manifiesta en la flora intestinal, al mantener el balance entre enriquecer la digestión y mejorar la sangre. Con el fortalecimiento del sistema inmunológico a través de proveer a los linfocitos de elementos para el ataque a los patógenos.

Las bifidobacterias en el intestino, tiene el propósito de evitar afecciones propias de ese sector del cuerpo, como diarreas, colitis ulcerosas y, evadir en los recién nacidos la llamada gastroenteritis. 

Asimismo, se prescriben para el tratamiento antigripal y la reducción del colesterol. Cuando ocurre una diarrea o gastroenteritis, los facultativos promueven la ingesta de estos microorganismos para regenerar la flora bacteriana intestinal. Las bifidobacterias pueden ser administradas como complementos en medicamentos o formando parte de remedios caseros. De igual forma los lactobacilos, microorganismos con propiedades favorables para ayudar al sistema urinario, genital y digestivo. Tiene extraordinarios beneficios siendo utilizados en procedimiento para tratar y prevenir, padecimientos gastrointestinales hasta la enfermedad de Crohn. Asimismo, combaten infecciones del tracto urinario, genital y hasta problemas respiratorios, además de enfermedades cutáneas como, dermatitis alérgicas, irritaciones, herpes y hasta el acné. Probióticos y bacterias benéficas en la flora intestinal En los últimos años se han desarrollado productos con base a elementos que permitan el fortalecimiento del sistema digestivo, entre ellos están los probióticos. Un probiótico es un nutriente o suplemento alimenticio rico en microorganismos vivos con la función de mantener la microbiota normalizada La microbiótica es un nutriente rico en fibra y elementos vegetales verdes y entre los beneficios que presenta estos productos a base de bacterias buenas. También, refuerzan el sistema inmunológico, mejoran la digestión y formación de vitaminas. Además, estimulan la generación de ácido láctico, permiten la permeabilidad al organismo de minerales como el calcio, magnesio y hierro y, alivia la sintomatología de padecimientos asociados con el sistema digestivo. Según los últimos estudios publicados, se ha demostrado que los probióticos proveen los elementos necesarios para el tratamiento efectivo de la diarrea infantil e infecciones digestivas en adultos. Lo mejor es que se encuentra en suplementos alimenticios al alcance de la mano, son ricos en probióticos el yogur, el kéfir o el chucrut y productos relacionados. Advertencia preventiva Las bacterias benéficas están contraindicadas para personas con inmunodepresión y ante ciertos trastornos de estimulación en la generación bacteriana intestinal. Puede incrementar la formación de bacterias negativas y pasar al torrente sanguíneo creando una situación dañina y peligrosa. Por otra parte, son mayores los beneficios que las contraindicaciones, pues son nuestras aliadas para mantener el organismo saludable, controlado y con mejor desempeño.

 
COMENTARIOS