Volumen
Radio Offline
Redes
Sociales
NOTICIAS DEL DÍA (08 DE ABRIL)
08/04/2021 14:49 en Noticias

Podrían decidir en 15 días regreso a clases presenciales

“Sí vamos a regresar a las escuelas cuanto antes, no vamos a esperar el siguiente ciclo escolar”, dijo Martha Hernández Moreno, subsecretaria de Educación Básica, de la SEP, en un foro organizado por Unicef.

Mientras el promedio global de cierre de escuelas por la pandemia es de 95 días, en México se ha prolongado por 180, periodo que deberá llegar a su fin en el presente ciclo escolar.

En un foro organizado por la Unicef, Martha Hernández Moreno, subsecretaria de Educación Básica, adelantó que la decisión de la Secretaría de Educación Pública (SEP) depende de si el sector salud, ante el riesgo de una tercera ola de contagios, determine si existen condiciones para iniciar el proceso de reapertura de los planteles, lo que podría decidir se en 15 días.

“Sí vamos a regresar a las escuelas cuanto antes, no vamos a esperar el siguiente ciclo escolar; esa no es la disposición de la presidencia de la República”, dijo.

La funcionaria destacó que, durante la pandemia, la educación ha caminado junto al sector salud, se ha generado estrategia y la prioridad ha sido salvaguardar la salud y la vida.

Afirmó que el proceso de regreso será democrático, con la participación de todos los actores y con el apoyo de las instancias de salud.

Con el Programa la Escuela es Nuestra, explicó, la SEP ya trabaja en delinear el regreso. Para esto, los maestros deben ser vacunados y debe tomarse en cuenta la necesidad de los estudiantes de apoyo académico y psicoemocional.

Agregó que sería de forma gradual y escalonada; además, también en un esquema voluntario, que los padres decidan también.

En el marco de la pandemia y convocado por la oficina en México del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), ayer miércoles, se llevó a cabo el foro virtual Reimaginemos. Niñez y adolescencia en México. El impacto de Covid-19 en la educación, un balance a un año del cierre de las escuelas en México, con la presencia de Christian Skoog, representante Unicef en México; Sylvia Schmelkes, vicerrectora académica de la Universidad Iberoamericana; Sylvia Ortega, presidenta del Consejo Ciudadano de la Comisión Nacional para la Mejora; Silvia Giorguli, presidenta de El Colegio de México; Juan Carlos Benavides, presidente del Consejo Consultivo de Unicef México, y César Costa, embajador del organismo. Con Carmen Aristegui como moderadora.

Para Christian Skoog, este foro es una búsqueda de soluciones ante la situación educativa generada por la pandemia.

Señaló que el Covid-19 está mermando seriamente el derecho a la salud, la educación, la igualdad y la protección de niños, niñas y adolescentes en México.

En cuanto a los requerimientos de la educación a distancia, dijo, solo 2 de cada 5 reportan conexión fija a Internet.

Urge reiniciar la educación presencial, escalonada, y tomando todas las medidas necesarias, afirmó.

Destacó que el cierre prolongado está afectando a los estudiantes, no sólo en el aprendizaje, sino en su desarrollo cognitivo y en su salud, problemas que aumentan cada día que permanecen cerradas las escuelas.

Segun la Unicef, el cierre prolongado de las escuelas en México está afectando negativamente la educación de 25.4 millones de alumnos y alumnas de educación básica y 5.2 millones de estudiantes de educación media superior, lo que compromete su bienestar actual y sus oportunidades de desarrollo hacia el futuro.

Las escuelas en México cerraron desde el 23 de marzo de 2020 y no reabrirán hasta que el semáforo epidemiológico esté en verde.

Propone Oxfam impuesto temporal a las 32 multinacionales por pandemia

Si se utilizara en México la riqueza que las 12 personas más ricas han acumulado durante la pandemia, se podría cubrir dos veces el gasto programado del IMSS para 2021 en servicios de salud y alcanzaría para comprar las dosis suficientes para vacunar a toda la población, señala el reporte "El virus de la desigualdad".

La organización internacional Oxfam propuso aplicar un impuesto temporal a las 32 multinacionales que más riqueza han acumulado durante la pandemia, lo que daría una recaudarían de 104 mil millones de dólares, monto suficiente para financiar las prestaciones sociales de personas de los países de renta media y baja.

La crisis provocada por el Covid-19 ha aumentado la desigualdad económica prácticamente en todos los países al mismo tiempo y afectado sobre todo a personas por su origen étnico, contextos migratorios adversos, el acceso limitado a los servicios de salud, la discriminación por género, la orientación sexual, la identidad de género, o incluso el hambre, contribuyendo a que millones de personas enfermen y mueran, señala Oxfam en su informe El virus de la desigualdad.

Mientras que a las personas más ricas del mundo solo les tomó nueve meses recuperar el nivel de riqueza que tenían antes de la pandemia, para el resto de la humanidad recuperar las condiciones en que vivían antes de marzo de 2020 podría tomarles más de 10 años, destaca el reporte publicado el jueves en el marco de los Diálogos de Davos del Foro Económico Mundial.

“La recesión ya ha acabado para los más ricos”, apuntó.

Agrega que desde el inició de la emergencia sanitaria, la fortuna solo de las 10 personas más ricas del mundo ha aumentado en 500 mil millones de dólares, con lo que se podría financiar una vacuna universal y garantizar que nadie caiga en la pobreza por la pandemia, mientras que el resto de la humanidad enfrenta la peor crisis laboral en más de 90 años y cientos de millones de personas están subempleadas o sin trabajo.

En México, si se utilizara la riqueza que las 12 personas más ricas han acumulado durante la pandemia, se podría cubrir dos veces el gasto programado del IMSS para 2021 en servicios de salud y alcanzaría para comprar las dosis suficientes para vacunar a toda la población.

“Estamos viviendo una crisis de cuidados muy profunda que nos corresponsabiliza a toda la humanidad, pero que expone en mayor medida a quienes viven en peores condiciones de desigualdad. Hablo de las personas que no han tenido oportunidad de aislarse y protegerse; o quienes no tienen acceso a servicios de salud y no han podido detectar ni tratar este virus ni otras enfermedades asociadas a la pobreza; o quienes viven en hacinamiento o sin servicios básicos como agua potable y tienen que salir para poder sobrevivir”, dijo Alexandra Haas, directora ejecutiva de Oxfam México.

El Virus de la Desigualdad busca mostrar un panorama global que vincula a todas las personas para tomar las medidas pertinentes en el presente y futuro, dice Oxfam, que apunta que las mujeres son las más afectadas, dado que representan la mayor parte de la fuerza laboral a escala mundial y sus trabajos son mal remunerados y precarios.

“Durante el Covid-19, esos empleos han sido los más afectados, pues se desarrollan en sectores como el de la salud, la protección social y los empleos esenciales”.

Pero también lo son las personas ocupadas en empleos informales, como venta ambulante, trabajo del hogar, reparto a domicilio o la construcción, que se estima representan 61% de la población mundial en activo y que carecen de prestaciones justas, sin acceso a servicios de salud y viven al día en la primera línea de exposición al virus por su interacción constante con otras personas.

“La pandemia ha evidenciado la urgente necesidad de cambiar la forma en la que vivimos. Sólo la cooperación y la colaboración nos podrán rescatar de sus efectos”, señaló Haas.

EU e Irak acuerdan no instalar bases militares extranjeras en territorio iraquí

El asesor de Seguridad Nacional de Irak, Qasim al Araji, aseguró que Estados Unidos prometió retirar de Irak una cantidad importante de militares.

Los gobiernos de Estados Unidos e Irak acordaron este miércoles no instalar bases extranjeras en territorio iraquí, que “únicamente” acogerá a soldados estadounidenses y de la coalición internacional para ayudar en su lucha contra Estado Islámico.

“Las bases con presencia estadounidense y de la coalición son instalaciones iraquíes y su presencia es únicamente para apoyar el esfuerzo de Irak en la lucha contra Estado Islámico“, señala el Departamento de Estado de Estados Unidos, con motivo del tercer encuentro entre ambos países para abordar la situación en Irak.

En ese sentido, el gobierno de Joe Biden señaló que la presencia estadounidense en Irak es fruto de una “invitación” del gobierno iraquí “para apoyar” a sus Fuerzas de Seguridad en su lucha contra este grupo terrorista, centrándose “en tareas de entrenamiento y asesoramiento”.

Por su parte, el asesor de Seguridad Nacional de Irak, Qasim al Araji, aseguró que Estados Unidos “ha prometido” retirar de Irak “una cantidad importante de sus efectivos”.

Se trata del tercer encuentro que mantienen ambos países para delimitar el estatus de las tropas estadounidenses en Irak, así como un repliegue de las mismas, desde que el pasado mes de junio de 2020 comenzara la primera ronda de estos diálogos.

En la segunda de esas reuniones, celebrada en la Casa Blanca en agosto del año pasado, el por entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prometió que la presencia de las tropas de la coalición internacional se retirarían por completo de Irak a lo largo de los tres próximos años.

El Parlamento de Irak aprobó por mayoría el pasado 5 de mayo de 2020 expulsar a las tropas extranjeras de su territorio, así como revisar sus políticas de cooperación internacional, después del asesinato dos días atrás del general iraní Qasem Soleimaní cuando se encontraba en el Aeropuerto de Bagdad por parte del gobierno de Estados Unidos.

“Los dos países reafirmaron la importancia de la relación estratégica y su determinación de continuar tomando medidas para mejorarla en interés de ambos para lograr seguridad, estabilidad y prosperidad en la región“, concluye el comunicado del Departamento de Estado, en el que también se hace referencia a otras cuestiones como la lucha contra el coronavirus, la mejora de las libertades sociales en Irak, o una reforma del sector energético.

COMENTARIOS